miércoles, 22 de julio de 2015

La hormiga y el grillo


Durante el verano, una hormiga recolectaba asiduamente alimento para que cuando llegara el invierno tuviera algo para comer.

Había un grillo que veía pasar a la hormiga, mientras él disfrutaba del sol y cantaba diciéndole: "Amiga, deja ya de trabajar, falta mucho para que el verano termine, cuando venga el invierno, entonces preocúpate". La hormiga le respondió: "Nada tengo en contra tuya, qué alegre que disfrutes el verano, pero también invierte tu tiempo en recolectar alimento para el invierno".

Pero el grillo ignoró los consejos de la hormiga y se dedicó a cantar y a danzar.

Pronto llegó el invierno, la vegetación se cubrió de nieve y el alimento se hizo escaso. El grillo llegó con la hormiga y le pidió trigo, pero la hormiga le preguntó: "¿Que hiciste en verano? Pues haz lo mismo en el invierno, ahora yo canto y bailo pero con alimento".

Moraleja

Distribuye tu tiempo entre el trabajo y la diversión.

Autor: Desconocido


Deja tu comentario

Copyright © 2018 Algo Para Meditar